Gobierno del Estado de Aguascalientes
Gobierno de Estado de Aguascalientes
accesos
 
Gobierno del Estado de Aguascalientes/Dependencias/Secretaría General de Gobierno/ Migrantes / Fiestas en el Estado
 
el viacrusis
 
viacrusis Año tras año, desde tiempos inmemorables, el Jueves y Viernes de Semana Santa se lleva a cabo en el Real Minero de los Asientos de Ibarra, Aguascalientes. La tradicional representación del Vía Crucis Vivo de las 14 Estaciones, una conmemoración típica en el Estado de Aguascalientes y centro de la República, que pretende rescatar parte de nuestras tradiciones y costumbres. Ésta es una de nuestras tradiciones más antiguas, heredada de los primeros españoles que llegaron a éstas tierras en 1548. Durante el siglo XVIII y XIX las procesiones se realizaban a todo costo y con mucho esmero y reverencia, hasta que se vieron interrumpidas a finales de la década de los 20´s del siglo XX, al iniciarse la expulsión de clérigos y obispos y el cierre masivo de templos y centros religiosos en todo el país por el llamado Movimiento o Guerra Cristera. En 1940 se reinician éstas representaciones bíblicas, volviéndolas a suspender alrededor de 1970, debido a que las gentes que lo representaban eran personas mayores de 60 años, y como no se permitía a los jóvenes y niños participar activamente, se fue perdiendo el interés por continuar con ésta festividad. En 1982, el Padre Enrique Hernández Pérez empieza a reunir a los jóvenes de éste Real de Asientos y con ellos organiza el llamado Grupo Juvenil y nuevamente vuelven a revivir las representaciones del Vía Crucis viviente.

El Vía Crucis Viviente se volvió a suspender otra vez en 1996 con la llegada del Padre Francisco Estrada Dávila, pues argumentó a los jóvenes del Grupo Juvenil que el Consejo Eclesiástico no autorizaba que los jóvenes del Grupo Juvenil continuaran con éstas representaciones por ser precisamente jóvenes, dado que no hacían las cosas bien. Una vez suspendido éste Vía Crucis el Padre Francisco Estrada lo sustituyó con la marcha de la Procesión del Silencio, que se realizó a partir del 1996 hasta 1999, y que consistía en una peregrinación en que iban rezando y cantando desde el Templo Parroquial de Asientos hasta el Templo del Señor del Tepozán en los suburbios del Real.

En el año 2000 se reiniciaron nuevamente las tradicionales representaciones, apoyadas por el Padre Arturo Flores Macías, apoyando de nueva cuenta al Grupo Juvenil. La festividad del Vía Crucis Viviente, en donde se representa la Vida, Pasión y Muerte de Jesús de Nazareth, comienza desde el Domingo de Ramos con la entrada triunfal de Jesús a bordo de una burrita. Hasta el Jueves Santo vuelve la representación a partir de las 7 de la tarde, en la explanada de Plaza Juárez o Principal del Real de Asientos, en donde se realiza La Última Cena, el Lavatorio de pies y la Aprehensión de Jesús. Continua al día siguiente, el Viernes Santo, a partir de las 11 de la mañana, en la misma Plaza Principal con los escenarios en donde Jesús es castigado y juzgado por las autoridades romanas, haciendo el recorrido de Jesús con la cruz a cuestas por las diferentes calles del Real hasta llegar al Cerrito de la Santa Cruz, representando el Monte Calvario, en donde se lleva a cabo la Crucifixión y Muerte de Jesús y posteriormente se baja de la Cruz y se deposita el cadáver en la capilla de la Santa Cruz, en la cúspide del cerrito del mismo nombre.

Por la noche, a las 20 horas, se hace el recorrido de la Procesión del Silencio por las oscuras calles del Real de Asientos al son del repique espaciado de los tambores, en señal de luto y respeto, con el Cristo articulado en la Urna funeraria y la Virgen de los Dolores en hombros de varios hombres, llevando el recorrido hasta el cerrito de la Cruz donde termina la procesión. El Sábado Santo se destina a festejar la apertura de la Gloria, celebrando a las 12 de la noche la tradicional Misa de Gallo para festejar jubilosamente la Resurrección de Jesús de Nazareth. Acuden más de un millar de personas foráneas a ser testigos de éstas representaciones, y en el día más importante, el Viernes Santo, con la representación de la Muerte de Jesús, se han llegado a concentrar hasta 5,000 personas en las faldas del Cerrito de la Santa Cruz. Acuden turistas de las ciudades de Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Guadalajara, Tijuana, etc. además de gran cantidad de gente de las comunidades cercanas como Ciénega Grande, Tepezalá, Villa García, Loreto, Real de Ángeles, Villa Juárez, Rincón de Romos, etc.

Otras Fiestas en el Estado de Aguascalientes :

 

Migrantes

SEGGOB