Gobierno del Estado de Aguascalientes
Gobierno de Estado de Aguascalientes
accesos
 
Fauna
Aguascalientes / Municipios / Aguascalientes
 

Municipio de Aguascalientes

ATRACTIVOS CULTURALES Y TURÍSTICOS

Monumentos Arquitectónicos

Palacio de Gobierno, de estilo colonial, construido en 1650; Palacio Municipal, de estilo colonial, construido en 1700; Templo de Guadalupe, de estilo Barroco, construido a fines del siglo XVIII; Templo del Encino de estilo barroco, construido a mediados del siglo XVIII; Templo de San Marcos, de estilo barroco, construido en la primera mitad del siglo XVIII; Templo de San Diego, construido a fines del siglo XVIII;

Templo de la Merced, construido a principios del siglo XVIII; Templo de San José, de mediados del siglo XVIII; Casa de la Cultura, de estilo colonial, construida a mediados del siglo XVIII;

La Exedra, columna estriada tipo jónico, simbólicamente representa al centro de la República Mexicana, erigida en 1808; Teatro Morelos, construido en los años 1882-1885; La tradicional Balaustrada en cantera rosa neoclásica del jardín de San Marcos, construida de 1842 a1847.

Esculturas

La Virgen de la Asunción, situada en el pórtico del Templo de San Marcos, data del siglo XVI, y la Libertad, ubicada en el Museo de la Ciudad, esculpida a fines del siglo XIX.

Museos

Museo de Arte Contemporáneo
Ingrese al recientemente renovado edificio del Museo de Arte Contemporáneo, destruido parcialmente por un incendio en la década de los setentas y cueva de Revolucionarios durante la Guerra Civil. Conozca cómo el destino se ha empeñado en asignar un número 8 al edificio, ubicado en el No. 8 de la antes llamada calle Independencia, y nombrado así por J. Jesús Rábago, nacido el día 8 del mes 8 de 1888.

Sede del Concurso Nacional de Arte Joven, el Museo de Arte Contemporáneo alberga obras de calidad internacional que expresan el pensar y el sentir de los artistas con los que compartimos mucho más que la época.

Museo J. Guadalupe Posada
Museo J. Guadalupe Posada Conozca en este museo, enclavado en la rica zona histórica del Barrio del Encino y sede del concurso nacional de grabado, la obra del grabador aguascalentense J. Gpe Posada, reconocida internacionalmente por el retrato satírico y amable que hace de la muerte y sello inconfundible del grabado en México.

Admire también la obra de otros artistas que han destacado en esta disciplina. En el templo del Encino, decida si a la imagen del Cristo Negro en el altar principal le ha crecido uno de los brazos, como afirma una tradición del barrio.

Museo Regional de Historia
Repase la historia geológica y cultural de la región en el Museo Regional de Historia. Encuentre desde restos fósiles descubiertos en el lecho del arroyo del Cedazo hasta exposiciones referentes a la llegada del hombre americano; sobre las culturas del periodo pre-hispánico, las comunidades indígenas locales y del auge de las haciendas. Todo ello en el interior de un edificio de espléndida arquitectura.

Museo de Aguascalientes
Museo de Aguascalientes Respire la majestuosidad del Museo de Aguascalientes, sede de la Escuela Normal del estado por más de 50 años, y descubra uno de los edificios más hermosos de la ciudad, construido por un autodidacta: Refugio Reyes Rivas.

Dedique un tiempo especial a la producción del maestro Jesús F. Contreras; descubra la belleza de la réplica fiel de Malgré Tout, ganadora del premio máximo, - Cruz de Caballeros de la Legión de Honor - en la Exposición Universal de París de 1900, y una de las esculturas mejor realizadas, a pesar de haber sido terminada después de que el artista perdiera el brazo derecho a causa de cáncer. No olvide asistir a las tres salas destinadas a la obra del pintor aguascalentense Saturnino Herrán, reconocido como el más mexicano de los pintores y el más pintor de los mexicanos.

Museo Interactivo de Ciencia y Tecnología Descubre
El cual cuenta con la pantalla más grande en su género en el país (Omnimax), enfocado mayormente a los niños.

Expoplaza
Plaza Monumental de Toros Puede visitar además el conjunto Expoplaza, la Plaza Monumental de Toros, misma que es considerada la más hermosa de América Latina; el Parque Rodolfo Landeros, el Teatro de Aguascalientes, entre otros.

Fiestas, Danzas y Tradiciones

La Feria de San Marcos

La Feria de Aguascalientes tiene su origen en el año de 1828 con él fin de abrir mercados agrícolas y ganaderos, de las diferentes provincias de la Nueva España en el mes de noviembre, período en el que se escogían las cosechas y se mostraban los productos que proporcionaba la ciudad, pronto ganó lugar entre las más conocidas; en aquel entonces competía con las Ferias de Acapulco, Jalapa y San Juan de los Lagos.

La iglesia donó un lote para que se construyera el Jardín de San Marcos y en 1841 el Gobernador Nicolás Conde, ordenó que se edificara una balaustrada alrededor del jardín que fue diseñada al estilo neoclásico, conservándose hasta la fecha. En el año de 1848, del Parián la Feria fue trasladada del Parían al Jardín de San Marcos, siendo así como quedó modificado el calendario al de las fiestas en honor del evangelista San Marcos, en el mes de abril y con la primavera y el Jardín, la feria se hizo tan tradicional como la gente que la visita.

Desde el nacimiento de la Feria, la fiesta taurina se arraigó en el ánimo del pueblo aguascalentense; durante el siglo pasado estas festividades se llevaban a cabo en un sitio conocido como "La Plaza del Buen Gusto", propiedad de Don Jesús H. López, a un costado del Jardín de San Marcos.

En 1896 nace la Plaza de San Marcos, construida en 48 días por José Dosamantes; propietario de la Ganadería El Venadero; la primer espada de España, Juan Jiménez y la participación de la acreditada Ganadería de Venadero, dieron lucimiento a esta fiesta. Actualmente nuestra ciudad cuenta con una funcional y moderna plaza de toros: La Monumental.

En 1958 La Feria de San Marcos fue elevada al rango de Nacional por el Presidente Adolfo López Mateos, dadas sus características de tradición e importancia.

Las peleas de gallos son sin duda, otro de los principales atractivos de la feria y desde 1874 se sujetaron a un reglamento en el que se establecen las condiciones que debían tener los animales que participan en el Palenque, así como el comportamiento a seguir por los jueces, los soltadores y público en general.

El primer palenque que hubo en la feria, se conocía como "La Primavera", lugar donde los asistentes acudían a correr su dinero y suerte, entre las navajas y el redondel; a mediados del presente siglo se levantó un nuevo palenque, llamado "Plaza del Recreo"; en los 70's se mandó construir en ese mismo lugar el Palenque "Federico Méndez", en honor del compositor aguascalentense, hoy este palenque ha sido modernizado y este espacio se ha incluido dentro del moderno Centro de Convenciones San Marcos.

El Ferial se realizó por primera vez en 1965, en los patios del Palacio de Gobierno, actualmente tiene su sede en el Teatro Aguascalientes, forjándose como sólida tradición de la fiesta sanmarqueña, por tratarse de un espectáculo único en el país.

La Feria Nacional de San Marcos actualmente cuenta con otros espacios que han cobrado relevancia, dirigidos al público en general, tales como el Teatro del Pueblo o Fiesta de las Estrellas; el Premio Nacional de Arte Joven, el Premio de Poesía y otros más de primer nivel, conformándose así un amplio programa cultural.

En 1924 se realizó por primera vez el certamen para elegir a la Reina de la Feria, edición en que fue elegida como soberana la Señorita Paz Romo de Vivar. De entonces a la fecha, la Feria Nacional de San Marcos ha contado con 76 dignas representantes de la belleza aguascalentense.

Leyendas

La Calavera del Panteón de Guadalupe
Hay gentes en todas partes que siempre han creído en los aparecidos, calaveras y ruidos, y sus conversaciones a cual más de fantásticas y variadas, aunque llenas de sencillez; las oímos con un interés admirable y algunas veces con verdadero miedo.

J. Jesús Infante, cartero y albañil contaba que en una ocasión contrajo un compromiso con don Carlos Espino, de terminar un monumento en recuerdo dedicaba a sus familiares y que debería entregarlo al día acordado. Pero sucedió que el último del plazo daban las ocho de la noche y no lo termina; siendo así que, al ir por uno de los corredores a traer unas cuñas que faltaban, sintió algo de miedo, escuchando un ruido extraño detrás de él que le seguía haciendo trac, trac, trac; y aseguraba que sintió como si le hubieran echado agua por la espalda y las piernas se le doblaban, que volteó hacia atrás y que fue viendo una calavera que movía tan fuerte las mandíbulas, que al chocar entre sí, se oía el sonido de sus dientes; que oyó muy claro que le dijo: compadécete de mis penas que me atormentan en el purgatorio; tengo cincuenta años sin descanso; pide a mi abuelo padre de tu abuelo que de los doce mil pesos en plata que están al pie de la alacena que está en la cocina a vara y media de profundidad, te den cien pesos de los cuales darás cincuenta al padre que me diga tres misas; y yo te recompensaré algo más dándote al alivio de tu asunto, si no cumples, no sanas. Para Jesús su asombro fue tal que las cuñas que llevaba en las manos no supo donde las soltó; al fin pudo correr espantado; pero que aún la calavera que lo alcanza, y casi le tocaba los tacones y más y más rechinaba los dientes, y dice que como puedo se resolvió a salir dejando sus herramientas y todo, porque el miedo ya no lo dejó terminar su compromiso.

Al día siguiente fue acompañado de un amigo para poder así terminar dicho compromiso cuanto antes, y no volver jamás. En verdad, Jesús enfermóse a tal grado que los miembros de su cuerpo se le paralizaron y difícilmente se sentaba y siempre tembloroso como si tuviera mucho frío, según el decía. Su alivio lo consiguió, hasta que hubo cumplido lo que le había indicado aquella espantosa calavera con su tenebrosa voz. Contando Jesús a sus amigos este caso, ellos le referían que aquello era ya bien conocido de toda la gente y que también Joaquín Sánchez le había pasado el mismo caso. pero que éste no había atendido a los ruegos de la calavera y había saltado por las paredes del panteón y que jamás sano de la enfermedad que le causara el susto que sufrió en el panteón. Y así por el estilo contaban a diario casos de la calavera del panteón, llegando a ser vulgar la leyenda que todo Aguascalientes creyó las consejas que se referían.
Prof. Alfonso Montañés.

El Cerro del Muerto
No es la tradición sino la leyenda la que nos dice que establecidos los Chichimecas, los Chalcas, Nahuatlacas y tres sacerdotes extremadamente altos, fornidos y de aspecto majestuoso e imponente, cierto día, cuando el sol terminaba su tarea, a uno de los sacerdotes se le ocurrió bañarse en el charco de agua caliente de La Cantera; se tiró al agua y desapareció. La leyenda dice también que este charco fue sembrado por otras tribus anteriores que de paso llegaron al lugar donde se encuentra; que aquellos hombres, de donde querían, sembraban agua; que hacían un hoyo, le ponían agua de sus guajes, medio almud de sal, lo tapaban y al transcurso de tres años era aquello un grandísimo manantial. Los indios que acompañaban al sacerdote, desesperados por su desaparición, creyeron que les había sido arrebatado por los chalcas, y al momento corrieron a dar aviso a sus compañeros.

A consecuencia de lo ocurrido, al día siguiente principió una guerra con los chalcas, éstos se dispusieron a repeler el ataque en los furores de la batalla, en lo cruento de la lucha, aparece al frente el sacerdote perdido, quien fue atravesado por una flecha y en su fuga fue dejando tal huella de sangre que a la fecha se encuentra la tierra roja, debajo de donde cayera muerto, dejando sepultado con su cuerpo al pueblo chichimeca que le seguía formando con su cadáver el Cerro del Muerto que se ve al poniente de la ciudad. A ese pueblo sepultado con el cuerpo del gigante, dicen, se encuentra por un gran túnel misterioso; a los socavones ramificados por toda la población, hoy Aguascalientes, los cuales han llenado de estupor a los arqueólogos. Dice la Historia de don Agustín González que, debido a la incuria de los gobernantes, no se ha hecho una exploración de tan sorprendente arquería, que ahora sería difícil por el estado de destrucción que se encuentra; sin embargo, innumerables noticias se tienen de otras entradas que pudieran precisar todo ese campo perforado por la mano del hombre.

Las hablillas inocentes cuentan que llegando a esa ciudad sepultada bajo el cuerpo del gigante sacerdote existen aún hombres de ojos luminosos y fantasmas de una raza extinguida. Se dice que allá por el año de 1884, la casa que es ahora propiedad de la muy honorable familia Macías Peña (esquina de las calles de Carrillo Puerto y Democracia) era una tiendita que ocupaba un señor Brígido Villalobos, y que se oyó un fuerte ruido en la pequeñísima trastienda por suerte se encontraban en esos momentos tres personas de visita: un señor Antonio, El Cura y Marcos Hernández. Aquel fuerte ruido movió la curiosidad de los visitantes y sorprendidos al ver que se había hundido todo el cuadro de la pieza, intentaron bajar; pero les fue imposible por el polvaderón y salieron a la calle.

Al día siguiente, preparados con sogas y palas bajaron al socavón con el objeto de rescatar los muebles de don Brígido y sólo se encontraron con un gran arco descubierto; pidieron luego unas velas y se resolvieron a caminar por aquel túnel en dirección al Jardín de San Marcos, habiendo podido calcular, según dicen, haber llegado hacia la puerta Oriente, en donde encontraron una gran armazón lleno completamente de piezas de género de distintos clones muy vivos; pero que al tocarlas sólo eran polvo. Adelantaron unos cuantos pasos y pudieron ver una momia sentada y recargada a la pared, por lo que asustados y ya faltos de aire se regresaron a toda prisa. No se supo más de aquel suceso. Se dice que hay otras muchas entradas y hay también personas que lo aseguran.
Archivo Histórico Municipal de Aguascalientes.

Traje Típico

Vestido deshilado y bordado con motivos alusivos a la Feria de San Marcos, gallos, etcétera.

Música

Del género musical existen las composiciones tales como Cielito lindo y Un viejo amor, de Alfonso Esparza Oteo, y de poesía, la Triana y Guadalupe, de Jesús Reyes, obra que es una muestra de sentimiento y representatividad.

Artesanías

Quienes visitan Aguascalientes recomiendan el pozole, la birria a la olla y la tatemada, el pollo a la San Marcos, las gorditas rellenas, el lechón al horno, la sopa campesina, el puchero, la salsa ranchera, los nopales con frijoles, las tostadas de cueritos de cerdo en vinagre, los taquitos dorados, las enchiladas rojas, la carne ranchera, el lomo en salsa de chile bola y como postre, los deliciosos ates y cajetas de membrillo y guayaba.

Pinturas

Progreso y Libertad; murales del Palacio de Gobierno, pintados en el año de 1920, y óleo de Luis Gómez, titulado Ensueño.

Gastronomía

Alimentos
Birria, pozole rojo, enchiladas, tacos de lechón, tacos dorados con cueritos, ladrillos de harina y pan de olla.

Dulces
Alegrías, buñuelos de harina de trigo con miel de ajonjolí, huesitos de leche, cocadas y greñudas.

Bebidas
Vino de mesa, brandy y jarabe preparado a base de alcohol de caña.

Centros Turísticos
Aunque pequeño en territorio, su crecimiento económico ha sido acelerado en los últimos años, mayor al doble del promedio nacional. Sobresale su infraestructura urbana y de servicios, que incluye hoteles de primera clase.

Su Feria Nacional de San Marcos es famosa a escala internacional.

Balneario y Centro Deportivo Ojo caliente, Km 1. Carretera a San Luis Potosí Tel: (449) 970-06-98.
Baños Termales de Ojo caliente, Av. Tecnológico No. 102 esq. Alameda.
Valladolid, Carretera a Emiliano Zapata, Km 5. Valladolid, Mpio. Jesús María Tel: (449) 915-34-16.
Parque Rodolfo Landeros, Blvd. José Ma. Chávez s/n Tel: (449) 978-52-39.
Parque El Cedazo, Av. Aguascalientes Ote. s/n esq. Perseo Tel: (449) 974-11-60, 974-12-31.
Parque Hidalgo, Av. López Mateos, esq. Poder Legislativo s/n.
Parque México, Av. Gigante s/n. Col. Luis Ortega Douglas Tel: (449) 975-01-86.
 

Aguascalientes